Las Mejores Frases de Batman


28

Te dejo las mejores frases de Batman, el hombre murciélago, que todas las noches sale a combatir el mal, y a defender a los habitantes de Ciudad Gótica.

Este genial superhéroe fue creado por Bill Finger y Bob Kane. Su primera aparición fue en la historia llamada “El Caso del Sindicato Químico” de la revista Detective Comics, en 1939.

Mejores Frases de Batman

-Eres basura que mata por dinero.- Batman

-A veces la verdad no es lo suficientemente buena, a veces la gente merece más. A veces la gente merece que su fe sea recompensada.- Batman

-No es quien soy… sino qué hago… eso es lo que me define.- Batman

-La teatralidad y el engaño son armas poderosas.- Batman

-Los murciélagos me asustan. Es tiempo de que mis enemigos compartan mi temor.- Batman

-Como eras el mejor de nosotros… quería demostrarle a todos que incluso alguien tan bueno como tú podría caer.- Batman

-Esta ciudad acaba de demostrar que está llena de gente dispuesta a creer en el bien.- Batman

-¿Qué intentabas probar? ¿Que en el fondo todo el mundo es tan feo como tú? ¡Estás solo!.- Batman

-Un héroe puede ser cualquiera. Incluso un hombre haciendo algo tan simple y tranquilizador como poner un abrigo alrededor de los hombros de un joven para hacerle saber que el mundo no ha terminado.- Batman

-A veces la locura es la que hace lo que somos.- Batman

-No eres valiente… los hombres son valientes. Tú dices que quieres ayudar a la gente, pero no puedes sentir su dolor… su mortalidad. Es hora de que aprendas lo que significa ser un hombre.- Batman

-Hagas lo que hagas, donde quiera que vayas, ten presente que siempre te estaré observando.- Batman

-Nunca fuiste un Dios ¡Ni siquiera eras un hombre!.- Batman

-Los criminales no son complicados. Sólo tienes que averiguar lo que están buscando.- Batman

-Me dijeron que no había nada ahí fuera, nada que temer. Pero la noche que mis padres fueron asesinados, vislumbré algo. Lo he buscado desde entonces. Fui alrededor del mundo, buscado en todas las sombras. Y hay algo en la oscuridad, algo aterrador, algo que no se detendrá hasta que yo me vengue.- Batman

-No he venido aquí para darles las gracias. Vine aquí para demostrarles que no todos los habitantes de Ciudad Gótica tienen miedo de ustedes.- Batman

-Una vez me vi obligado a robar para no morir de hambre, sí. He perdido muchas suposiciones acerca de la naturaleza simple de lo correcto y lo incorrecto. Y cuando viajé, aprendí cuál era el miedo ante un crimen y la emoción del éxito. Pero nunca me convertí en uno de ellos.- Batman

-Volveré a Ciudad Gótica y lucharé contra hombres, pero ten por seguro que no me convertiré en un torturador.- Batman

-No importa el tiempo que requiera. Voy a mostrarle a la gente de Ciudad Gótica que su ciudad no pertenece a los criminales y a los corruptos.- Batman

-No te mataré pero no tengo que salvarte.- Batman

-No eres el diablo. Eres un intento.- Batman

-Siempre he tenido la voluntad de actuar.- Batman

-Yo… Quiero agradecerles por venir esta noche y beberse todo mi alcohol.- Batman

-Bueno, un tipo que se viste como un murciélago claramente tiene problemas.- Batman

-¿Y qué se supone que debería hacer alguien como yo?.- Batman

-No te tengo miedo.- Batman

-Quería salvar a Ciudad Gótica. Fallé… ¿Aún no has renunciado a mí?.- Batman

-Batman: ¿Qué pasa si hago algo Rachel? Mis padres merecen justicia.

Rachel Dawes: No estás hablando de justicia. Estás hablando de venganza.

Batman: A veces son lo mismo.

Rachel Dawes: No, nunca son lo mismo. La justicia es la armonía. La venganza es la que hace que tú te puedas sentir mejor, es por ello que tenemos un sistema imparcial.

-Lo haremos. Podemos traer de vuelta a Ciudad Gótica.- Batman

-Batman es sólo un símbolo.- Batman

-Trucos baratos para ocultar su verdadera identidad, lo normal.- Batman

-Mi enojo supera mi culpa.- Batman

-Siempre estoy haciendo lo que me corresponde. Entre usted y la gente de Ciudad Gótica.- Batman

-Tú nunca aprovechaste aprender de las mentes de tu entorno.- Batman

-Esa sería una excelente muerte… pero no lo suficiente.- Batman

-Ahora camino por las calles de esta ciudad… que sin embargo estoy  empezando a odiar.- Batman

-Y ahora… las telarañas siguen creciendo y el polvo se amontona. Tal cual como sucede en mi alma.- Batman

-Ya es el momento, tú lo sabes en las profundidades de tu alma, y no puedes huir de mí… Porque yo soy tu alma, eres tan pequeño, diminuto diría, no eres nada, una cascara vacía, una jaula oxidada.- Batman

-Nada puede detenerme… y menos tú, ni con tus juramentos estafadores, ni mucho menos con el peso de la edad, pero aun lo intentas, todavía corres… Intentas que mi voz no se escuche, pero la tuya es muy débil.- Batman

-Debería ser pura agonía… Una masa de músculos adoloridos, cansados, rotos… Incapaces de moverse, y eso debería sucederme si fuera más viejo, pero tengo treinta años… digo veinte… de nuevo, la lluvia en mi pecho es como un bautizo, he nacido de nuevo.- Batman

-Desde aquí huelo su miedo… Y es tan dulce.- Batman

-Les doy una cordial bienvenida al infierno.- Batman

-Existen siete defensas muy prácticas desde esta posición, tres desarman con un mínimo de contacto, tres asesinan… y bueno la otra duele.- Batman

-Tienes derechos… yo diría que muchos, de vez en cuando los cuento solo para desesperarme, pero ahora tienes un pedazo de vidrio incrustado en una arteria importante en tu brazo, ahora estas sangrando y en este momento yo soy el único que puede llevarte a un hospital.- Batman

-Un dolor que tengo desde hace tres días me recorre la espalda, sacudo el polvo de mis articulaciones, y me levanto…  Por supuesto, antes todo era más fácil.- Batman

-Después de diez años… Nunca pensé que me sentiría tan  tranquilo, tan seguro, en este momento tendría una buena muerte.- Batman

-No puedo proteger mi cabeza, mi brazo izquierdo está totalmente insensible, si me da un ataque al corazón, me daría por acabado… Sería una buena muerte, pero debo pensar en esas miles de personas que su seguridad depende de mí, y en Harvey, debo saberlo.- Batman

-Tiene tu mismo estilo, también tienes tus agallas, pero es lamentable que tenga tan poco sentido común, como tu.- Batman

-No puedo creer que lleve más de un minuto cayendo desde esa altura. Se le nota que esta consiente, aunque sea opuesto a lo que todos dicen… Y pensar que eso me ayuda a dormir.- Batman

-Abrazados como amantes, el aire está muy frio, La noche esta muy callada… Cuatro hombres mueren… pero el mundo pierde muy poco.- Batman

-¿Sabes quién soy? ¿Cierto? Soy la peor pesadilla que nunca has tenido, de las que te hacen gritar el nombre de tu madre, pero primero ¿Tienes madre? Incluso los despojados tienen madre ¿No?.- Batman

-Fue muy difícil subir cien kilos de sociópata a la cima de las torres gemelas de Ciudad Gótica, el lugar más alto de esta ciudad, pero solo con escuchar sus gritos, yo diría que valió totalmente mi esfuerzo.- Batman

-No lo entiendes muchacho, esto no es un pantano, es un quirófano, y aquí… yo soy el cirujano.- Batman

-El viento sopla quitando las hojas muertas de los árboles, las ranas croan y suenan al igual que un auto de juguete, los grillos hacen los coros, y como siempre… los lobos aúllan,  yo sé exactamente lo que se siente.- Batman

-Ese joven… es muy rápido, casi logra hacer un agujero en mi cuerpo… Claro, si hubiese apretado el gatillo, quisiera que fuera solo el disfraz lo que me frenara y me hiciera sudar.- Batman

-Suerte viejo… todo es gracias a la suerte.- Batman

-El no… ni mucho menos ahora, el lugar cada vez se calienta más, y me  recuerda que el metal explota.- Batman

-Contare a las personas que he matado, una por una, y las escribiere en una lista, Guason, y esa va a ser la lista de las personas que he asesinado para que tú puedas vivir.- Batman

-Tenemos muchos años, demasiados… diría yo. Años que podemos aprovechar en entrenamiento y estudio, y también organizando nuestras metas, y lo puedo hacer aquí, desde mi cueva. Mucho más allá de la época en la que triunfó un buen luchador que venció al crimen… Todo comienza aquí y ahora, con un ejército de personas que estén dispuestas a traer sensatez a este mundo lleno de cosas peores que asesinos y estafadores. Si esto sucediera, tuviéramos una muy buena vida.- Batman

-Empiezas a entender mi idea, Clark. Este es el final… para ambos. Pudimos cambiar el mundo. Pero míranos ahora… yo soy un político arriesgado y tu… una broma.- Batman

-Nos vendiste Clark. Les diste un poder que debía ser nuestro. ¿Eso fue lo que tus padres te enseñaron?, porque a mí me enseñaron algo totalmente diferente, aunque estaban tirados en el piso, temblando, preparados para su muerte, y aun así me enseñaron que el mundo solo tiene sentido si lo fuerzas a que lo tenga.- Batman

-Esta cosa estúpida, ruidosa, tonta. Es el arma del enemigo. Nunca las necesitaremos, y mucho menos las usaremos. Nuestras armas son silenciosas, precisas, rápidas. Pero al pasar el tiempo los enseñare con ellas. Esta noche solo debemos tener la fe puesta en nuestra fuerza, en nuestro cerebro, ahora somos la ley. Yo soy la ley.- Batman

-No, Guason… Estas muy equivocado, esta noche no tomaras rehenes… ni prisioneros.- Batman

-Me lo advertiste, eso es cierto, dijiste que no tomaba en cuenta tantas reglas importantes, dices que siempre me enfrento a enemigos llenos de poder, y sin embargo siempre he tenido suerte, es un juego de azar… me dijiste. Solo hace falta una bala para que todo acabe.- Batman

-Superman: Las cosas son así amigo… Tarde o temprano, alguien me dirá que tengo que detenerte, alguien con poder, y cuando eso pase…

Batman: Cuando eso pase… que gane el mejor

-Escucho muchas voces que me llaman asesino… Ojala lo fuese.- Batman

-Hoy solo puedo ver el cielo, el sol… y a él. Como si fuera la única razón por la que todo esto existiera. Y pensar que lo estropea todo cuando habla.- Batman


Like it? Share with your friends!

28